Festival de swing de Monachil

Crear experiencias turísticas con psychokillers, publicistas y bailarines de swing

La cultura en el entorno rural va más allá de la conservación de las tradiciones y del patrimonio arquitectónico, cultural y etnográfico. En los últimos años han surgido iniciativas culturales hasta ahora más propias de ámbitos urbanos que han logrado situar en el mapa localidades muy pequeñas (en definitiva, crear destino) y articular interesantes proyectos de economía colaborativa entre los agentes del entorno. La promoción de festivales de cine, de música, de publicidad… pueden ayudar a romper la estacionalidad y a alargar la estancia de los clientes en los alojamientos de turismo rural. En algunos sitios lo han hecho. Veamos algunos ejemplos.

Festival de cine de terror Obuxofest

Festival de cine de terror Obuxofest

Obuxofest es un festival de cine de terror que se celebra en agosto en Javierrelatre, un pueblo aragonés de 70 habitantes. Los asistentes pueden elegir entre acampar sobre el antiguo cementerio de la localidad o alojarse en las casas rurales de la zona para disfrutar de un programa que puede incluir una exposición sobre psychokillers, una sesión de pelis de cine malrrollero, un concurso de superhéroes y supervillanos o participar en un rally de vídeos.

Festival de publicidad El Cencerro

Festival de publicidad El Cencerro

Publicistas de renombre se dan cita una vez al año en Losana de Pirón, una localidad segoviana de poco más de 90 habitantes que desde 2012 acoge El Cencerro, un festival de publicidad sin ánimo de lucro en el que los vecinos agasajan a publicitarios, creativos, cuentas e incluso a algunos clientes con sus mejores viandas. A cambio, los publicitarios realizan una campaña de los productos de la tierra e invierten los beneficios económicos en mejoras para la aldea. Gracias a este intercambio, en 2012 arreglaron la fuente de la fragua, en 2013 acondicionaron el antiguo frontón del pueblo y en 2014 dieron una capa de maquillaje a las placas de las calles.

Festival swing Monachil

Hasta Monachil han llegado grupos como The Hep Chaps, O Sister!, The Dixie Tcklers, Piccolisima Jug Band, Potato Head Jazz Band, The Flat Caps o Dj´s como Los Hermanos Pizarro o Tony Bristo& Carluis gracias al Festival de Swing de Monachil que se celebra en julio en esta localidad granadina. El pueblo se llena de actuaciones de música en directo, de pantallas gigantes, de invitados vestidos de los años 20 que, además de bailar, pueden disfrutar de la gastronomía local de la mano de los comerciantes y hosteleros que organizan el tapas&swing.

Ruta de la trilogía del Baztán

Ruta de la trilogía del Baztán

La literatura también ha dado pie a otras iniciativas turísticas. Es el caso de las visitas guiadas por los lugares que la comisaria Amaia Salazar recorre en la trilogía del Baztán firmada por la escritora Dolores Redondo. Guías turísticos, casas rurales, restaurantes, vecinos… han diseñado una experiencia única en este valle navarro recreando las aventuras de la protagonista de El guardián invisible, El legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta.

En definitiva, para seducir al viajero del siglo XXI cada vez es más necesario crear experiencias únicas, memorables y que creen un vínculo emocional con el destino. El reto no es menor, de manera que una de las fórmulas más exitosas se basa en la colaboración entre los agentes del entorno. En otras palabras: en la economía colaborativa.